La religiosidad, consecuencia evolutiva.

La religiosidad, consecuencia evolutiva.

 

Los humanos somos criaturas capaces de encontrar patrones en el ambiente que nos rodea, pues nuestros cerebros han evolucionado de esta manera, siendo aquellos que encontraban significado a lo que estaba al alcance de sus sentidos los que tenían mayor posibilidad de sobrevivir; en el supuesto que dos cazadores estuvieran al acecho de una presa y a lo lejos escucharan que el pasto se movía, el que decidía huir, pensando en la posibilidad de que fuera un depredador ocultándose entre los pastizales lo que había causado el ruido, tenía una mayor posibilidad de seguir con vida y reproducirse que aquel que decidió quedarse a investigar si el ruido había sido causado por el viento o en verdad se trataba de un depredador, por lo que la Selección Natural habría favorecido a aquellos animales que en primera instancia asumieran que el patrón que reconocieron era real.

El primer caso pudo tratarse de un error estadístico de tipo I, un falso-positivo, error en el que una persona asume que algo es verdad, debido a un error, como cuando una prueba médica falla e indica que un paciente tiene una enfermedad o virus que realmente no padece, al igual que cuando una prueba de embarazo da un resultado positivo a pesar de no estar preñada la mujer.

Mientras que el segundo caso podría ser un error estadístico de tipo II, un falso-negativo, un error en el que se asume que lo percibido no es indicación de lo que se esperaba en un inicio, siguiendo con el ejemplo de la prueba médica, si la misma falla en un paciente que sí padecía de la enfermedad, arrojando un resultado negativo, el paciente no recibirá el tratamiento adecuado, pudiéndole causar la muerte. (Para más información sobre los errores estadísticos, da click aquí)

Tras años de adaptación los primeros humanos habían desarrollado su capacidad para darle significado a cualquier patrón que observaban, aun de entre ‘ruido’ sin sentido; esto es a lo que el psicólogo Michael Shermer denominó Patternicity, que puede ser traducido como “Patronicidad”.

Además de causar errores estadísticos que podían incrementar la posibilidad de supervivencia, ¿tiene la patronicidad una función práctica?

Sí, encontrar patrones en la naturaleza ayudó a los primeros humanos agricultores a identificar las estaciones, temporadas de migración de diferentes animales de presa, cambios climáticos, etc.

Sin embargo, es esto mismo lo que, sumado a un sesgo cognitivo de confirmación, da lugar a los avistamientos de fenómenos

A chunk of wood that people think is the Virgin Mary
Un tronco que la gente ve como si fuera la Virgen María

paranormales donde no los hay, de la misma manera que la gente ve a figuras de su propia religión en diferentes lugares, como sus alimentos

 

o hasta al presidente que recientemente había muerto, tal fue el caso del presidente venezolano Nicolás Maduro. Estos son casos de pareidolia, el encontrar patrones que el cerebro reconozca como rostros humanos, parte específica de la patronicidad.

pareidoliaWTC
Supuestas caras presentes en el humo de las Torres Gemelas

Algunos otros ejemplos muy conocidos son los mensajes ocultos en canciones reproducidas en reversa, la cara en Marte, astrología y demás métodos de adivinación, numerología, etc.

¿Por qué pasa esto?

Nuestro cerebro se adaptó al reconocimiento de patrones no solamente para incrementar la posibilidad de poder sobrevivir para pasar sus genes, sino también para ahorrar recursos al pensar y utilizar casos previamente aprendidos en situaciones similares.

La manera más común de la patronicidad, es cuando se encuentran patrones en sucesos y circunstancias inconexas que describen un caso aislado, dando forma a las teorías de conspiración, donde se tiene la tendencia a creer que el mundo es controlado por agentes ‘invisibles’ intencionados, no aleatorios. A esto Michael Shermer denominó Agenticity, que en español puede ser interpretado como “Agenticidad”, siendo el más conocido y que más gente considera verdad, el creador o diseñador inteligente que dio forma al mundo, dejando patrones fácilmente reconocibles para aquellos que los buscan, donde las personas encuentran belleza.

La suma de Patronicidad y Agenticidad generan el sesgo cognitivo que da forma a las religiones y el apego a las mismas, la religiosidad, explicaciones primigenias al mundo que nuestros antepasados no podían comprender y cuyas interpretaciones se basan en una visión básica del mundo donde se le dotaba de personalidad e intención a las fuerzas de la naturaleza, dándole una consciencia al universo o creando una figura que representara a la voluntad de ese universo, formando a un/os dios/es que fueran la máxima respuesta a los patrones que no comprendían, volviéndolos humanos, empatizables y relacionables a uno mismo.

Fuentes:

Agenticidad y Patronicidad: 1, 2.

Reconocimiento de patrones, supervivencia, aplicación y extrapolación de casos: 3 (PDF descargable).

Material adicional:

Pareidolia: A, B.

Apofenia: C.

 

Karma, la cultura de culpar a la víctima, el peor sustituto moral y consuelo de los tontos.

Ya que el Karma es una ideología que ha tomado fuerza en los últimos años fuera de la religión que originalmente la ideó, siendo incluso tomada como sustituto por algunos ateos a la idea moral que se les había inculcado cuando formaban parte de una religión o culto, es importante analizarla por lo que es.

La “ley del Karma”, como es denominada por sus seguidores, es la idea de que cada decisión y acción tomada por un individuo moldea desde su apariencia física, hasta su destino a largo plazo y eventos que le ocurrirán; no como consecuencia directa, sino como resultado de la intervención de una fuerza universal.

El concepto de una fuerza universal que mantiene el equilibrio castigando y premiando a los individuos con base en sus acciones es común en múltiples religiones y filosofías, algunas le dan personalidad y voluntad, como al dios castigador presentado en el Antiguo Testamento, mientas que otras lo tienen como una fuerza ciega que imparte justicia sin necesidad de tener un personaje en sí misma, surge de la necesidad de las personas de tener un consuelo cuando se sintieron completamente impotentes ante una situación causada por un tercero, como cuando una persona es víctima de un robo, no puede detener al asaltante y se consuela con la idea de que El Universo/Dios/Justicia Divina/Karma castigará al ladrón por haberle hecho daño; pero de la misma manera, surge en contraposición la necesidad de sentir un reconocimiento por las buenas acciones de un individuo que podrían pasar desapercibidas por sus pares, lo que conlleva a la idea de que la fuerza superior que mantiene el balance los premiará por haber realizado dicha acción.

Algunas de las fuerzas previamente mencionadas castigan y premian durante el tiempo de vida del individuo, mientras que otras lo realizan hasta después de que la persona ha muerto, como el cristianismo y el islam.

La idea del Karma recae en la primera categoría, puesto que afecta a la persona mientras esta se encuentre con vida, por lo que si el individuo es asaltado, robado, violado o asesinado, es enteramente culpa suya, como comúnmente se dice en el islam cuando se busca excusa para golpear a una mujer: “algo habrá hecho”, la persona es tanto culpable como responsable de lo que sea que le haya ocurrido, sin embargo, si es una persona joven o que jamás ha llegado a cometer un crimen lo suficientemente grande como para merecer dicho castigo, la ideología entra en conflicto, lo que lleva a un proceso de racionalización en el que la única manera de explicar dicho acto es mediante la creación de un sistema aún más complejo, la reencarnación y vidas pasadas, conceptos presentes hasta el día de hoy para mantener el sistema de castas en algunas regiones de la India, iniciativa meramente religiosa que ha encontrado su lugar en la política y estilo de vida de muchos.

Lo que nos lleva a una pregunta:

¿Es el Karma en verdad moral y vale la pena usarlo como base para un estilo de vida?

La respuesta sencilla es “no”, puesto que esta es una creencia que trata de sustentarse en conceptos científicos como la ley de la causa y efecto, también llamada Principio de la causalidad y no tiene bases en el mundo real, dado que no ha sido demostrado bajo rigurosas pruebas de laboratorio; pero, principalmente por el daño que causa en la persona que es víctima de las acciones de un tercero, pues el Karma propone que es culpa de la víctima cualquier cosa que le haya sucedido, ya sea por acciones que haya realizado directamente o en una “vida pasada”.

Atheism is not an Institution

When religion and those that align themselves with a particular one like the RCC that commits atrocities against people that should be protected. Those names and people that have done these horrific crimes are protected instead. Then we get the apologists sticking up for this behavior. Don’t waste the hot air on those of us that don’t agree with your religion instead look within and start asking questions yourself and why the victims of abuse have been met with resistance.
Atheism is not a religion nor does it follow a doctrine and it isn’t a political movement. Non-belief in a deity is what separates atheism from theism period. I don’t have a Dawkins shrine at my house (contrary to belief)…and I actually disagree with a couple minute things….but the differences in my disagreement can do be based on individual views……These men don’t speak for me, they aren’t my appointed leaders. I don’t look for their guidance in my everyday life.
Do I agree with them on a debate about rational thought, evolution, biology and secularism? Sure, but not because of who they are and what they promise me, but because I agree with their non-belief.
The very reason I am an atheist is because I am an individual thinker in my non-belief. I am skeptic. I do right by society because I have to live in THIS society.
Misogyny, homophobia, GM, and other mistreatment of those that don’t subscribe to their stupidity is something every believer should be asking themselves today. “Why would I belong to a group that commits these horrific acts?” And “Why am I, as a believer, not doing everything I can to stop these crimes yesterday?”

Reason;
The believer would have to ask themselves some hard questions and that might rock their world. As a citizen of the world but more specifically of the USA, I’m concerned that a very vocal group wants to take away the right to choose to have a legal procedure done, that is of no business to anyone except my doctor and myself. They want to take away human rights to those people that are different in skin color, gender or sexual orientation.
I believe these communities need equal rights NOW not when people feel “more comfortable” about the idea.
The false equivalence that I’m oppressing religion by speaking truth about their practices is ridiculous. Especially when thousands of years worth of death, violence and mutilation have occurred and been encouraged by religions. Should we address these issues as a group? YES of course, that however doesn’t make one a believer in a religion but a protector of the human experience.

religious-fanatic

Religion is an institution. Atheism is NOT.

– Gelliebeans

How Racism and Sexism Still Persists in the Atheist Community

racism

 

How Racism and Sexism Still Persists in the Atheist Community

In my time being active in the atheist community, I have noticed that there has been a sort of subset of radical thinking. Racism and sexism have really been on the rise in the atheist community, and it’s showing up often in social media.

Talking as an administrator on the general AAPN Facebook page (commonly referred to as “the main page”) where my gender was unknown to the person, has shown me how people will talk differently when they make gender assumptions. When we shared a Facebook post about this topic, we were swarmed with comments and as I was pitching my 2 cents with the other admins, I had noticed a strange thing happen. As I said, when an administrator on the main page speaks, it just shows as AAPN speaking, well when I was criticizing some people for having a sexist attitude, it seemed that they assumed that I was a woman speaking to them, which I thought was an odd assumption since there are no details on who exactly was speaking.

What was even more interesting was how some of those folks started referring to me as “sweetie” or “babe”, at that point after they started calling me pet names, I finally confronted them about it and that they were talking to a male the entire time, suddenly the pet names stopped.

We have also had messages to the main page from self professed atheists wanting to know our opinions on race and intelligence, and which race we thought as being superior. This is an absolutely terrible train of thought to be in as to somehow view yourself as superior to your fellow man. Every culture, has something great to offer the world when religious beliefs are cast aside.

We atheists need to strive to be the example in the world, and sadly we are failing at that. Lately my mantra has been “atheism =/= rationalism, it’s just a step in the right direction”; and sadly that’s been holding true. I have seen first hand how atheists that are woman and/or minorities are treated very disrespectfully and the only thing they did was stick up for themselves. Sexism and racism is a real thing that is happening in our community and it’s time we step up to it and not tolerate it anymore.